1 TIMOTEO 4:12

“Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”

Una de las mejores enseñanzas para los jóvenes cristianos es saber cual es su lugar en la iglesia. Así como el apóstol Pablo exhorta a su discípulo Timoteo, nuestros jóvenes también están llamados a ser ejemplos en todos, aún de los mayores; y en especial en el manejo de la Palabra de Dios, en su conducta diaria, su amor por Dios y por el prójimo, su vida espiritual, fe inquebrantable y pureza de vida.

A través de estos principios podemos impactar a otros jóvenes a seguir a Cristo a la manera en que Él lo desea de cada joven.